Selecciones en mayo

Pasos que curan

Cómo un paseo diario puede mejorar tu salud mental, favorecer tu vida social y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Christina Frangou

Veinte años antes, Nancy Duguay miraba a su hijo de 11 años correr de un lado a otro en un campo de fútbol en Canadá mientras deseaba encenderse un cigarrillo. Duguay, entonces de 39 años, trabajaba como enfermera de rehabilitación cardíaca y estaba tratando de dejar de fumar después de más de la mitad de su vida fumando. Sus primeros cigarrillos los había cogido a escondidas de las cajetillas de sus padres cuando era adolescente y desde entonces no había parado de fumar. Con las manos vacías mientras esperaba a que terminara el entrenamiento de su hijo, la necesidad de fumar la corroía.

Detrás del campo había una montaña boscosa. De niña, Duguay y sus amigos solían ir de picnic allí. En ese momento se le ocurrió una idea: caminar en lugar de fumar. Le dijo a uno de los otros padres que volvería a tiempo para recoger a su hijo y emprendió el camino.

Reportaje completo en Selecciones

Lo que los anuncios de tabaco no mostraban

Las idílicas escenas que vendía la industria del tabaco no tenían nada que ver con la terrible realidad del cáncer.

Hugh J. Mooney

En “el país de los cigarrillos,” los anuncios de televisión muestran 2 o 3 vaqueros guapos y fuertes montando espléndidos caballos. O aparecen coches deportivos, aviones o equipos de buceo. Las escenas siempre se desarrollan en un ambiente limpio y puro. Las personas que en ellas aparecen tienen un aspecto de máxima confianza; las preciosas chicas salen siempre sonriendo.

Yo conozco otro país. Es la tierra de la que pocos vuelven. En este lugar no hay hombres fuertes, ni sonrientes chicas guapas. Los ejecutivos y los dependientes se parecen mucho, no solo porque llevan el mismo tipo de ropa, sino porque las personas que viven al filo de la navaja tienen la misma expresión angustiada en sus caras. Me refiero al país del cáncer. He estado allí.

Reportaje completo en Selecciones

Huida de Kabul

Si se quedaba podía morir, pero si salía podrían matarla. La huida de una mujer hacia la libertad.

Doris Kochanek

Cada vez que abría los ojos, me encontraba con la mirada de mi madre. Mi padre, mi hermano y mi hermana bebé estaban dormidos por el suelo de mi oscuro piso en la frontera occidental de Kabul.

Habían huido justo antes de que los talibanes saquearan su casa en Herat, al oeste de Afganistán, y ahora estábamos juntos esperando otro amanecer polvoriento. Los talibanes todavía no habían llamado a mi puerta, pero sabíamos que lo harían.

Reportaje completo en Selecciones

Conservar el sonido del Stradivarius

Una ciudad entera se quedó en silencio para inmortalizar al violín más emblemático del mundo.

Chuck Squatriglia

Antonio De Lorenzi toma asiento en el escenario del auditorio del Museo del Violino en Cremona (Italia), y coloca cuidadosamente un Stradivarius bajo su mentón. El violín, fabricado artesanalmente en 1727 y llamado Vesuvio, brilla bajo la tenue luz del recinto. A través de un auricular, el solista escucha un ritmo continuo mientras una voz dice: “Ahora”.

De Lorenzi desliza el arco por la cuerda inferior y toca un sol durante medio tiempo. Hace una pausa y luego sigue con la menor. Luego la. Marca un ascenso en la escala, sin cambiar su ritmo mientras recorre las cuatro cuerdas. Cuando termina, repite el ejercicio, esta vez haciendo sonar cada tono un poco más rápido.

Reportaje completo en Selecciones