Cuatro auxiliares poderosos para los huesos

 

 

Conozca los cuatro auxiliares poderosos para los huesos. 

 

 

Calcio
El mineral se incorpora directamente a los huesos y les proporciona firmeza. Un suministro deficiente de calcio garantiza huesos ligeros y porosos. Buenas fuentes son, por ejemplo, la leche y los productos lácteos, las verduras, la col verde y las nueces.   Fósforo
El aporte de este mineral, que también interviene en la constitución y en la conservación de la densidad ósea, le garantiza una dieta equilibrada.   Magnesio
Distribuye las diferentes enzimas en el desarrollo de los huesos. Lo contiene los cereales y los productos integrales, las legumbres, las nueces y las semillas.   Boro
La tarea de los oligoelementos es participar en la estructura, conservación y firmeza de la sustancia ósea. La deficiencia de boro retarda el aprovechamiento del calcio, el fósforo y el magnesio. Se encuentra en frutas (excepto en las cítricas), verduras de hoja verde, nueces y frutos secos.

 

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*