Éclairs de chocolate y café

 

 

Estos éclairs de chocolate tienen un delicioso relleno de café. 

 

 

Preparación: 45 minutos, más 1 hora de infusión y 3 horas o una noche de refrigeración  Cocción: 50 minutos  Rinde: 20 éclairs    Ingredientes: Para el relleno:  600 ml de leche semidesnatada  1 palo de vainilla, partido por la mitad, a lo largo  1 cucharada de granos de café molidos  60 g de harina de maíz  50 g de azúcar  150 g de yogur natural desnatado  Para la masa de choux:  75 g de margarina baja en grasa  100 g de harina de trigo  2 huevos enteros y 1 clara de huevo  Para el glaseado:  100 g de chocolate oscuro   2 cucharaditas de azúcar glas, cernida      - Para hacer el relleno, vierta la leche en una cacerola; añada el paio de vainilla y el café molido. Espere a que hierva y retire del fuego. Tape muy bien y deje en infusión durante 1 hora.    - Mientras tanto, prepare la pasta de choux. Forre dos bandejas para hornear con papel encerado.Vierta 200 ml de agua en una cacerola, añada la margarina y tápela. Caliente a fuego bajo  hasta que la margarina se derrita; destape y espere a que suelte el hervor.    - Retire la cacerola del fuego e incorpore la harina. Devuelva el recipiente al fuego y remueva hasta que la mezcla forme una bola en el centro y deje limpios los costados. Retire del fuego y deje enfriar durante 2 a 3 minutos.     - Bata los huevos y la clara, e incorpórelos a la masa, poco a poco, mientras bate bien, con un batidor de mano, entre cada adición. Siga batiendo hasta que la mezcla esté tersa y brillante y forme picos suaves.    - Con la masa de choux, llene una manga pastelera grande con una boquilla plana de 1 cm. Haga tiras de 10 cm de largo sobre las bandejas; deje una separación de 2 cm entre cada una. Corte la tira de la manga pastelera con un cuchillo. Congele la pasta de choux, sin tapar, durante 30 minutos o hasta que esté firme.    - Luego tape los éclairs con papel de aluminio y devuélvalos al congelador. Mientras tanto, siga haciendo el relleno de café: forre un colador con toallas de papel y cuele la leche de la infusión en una jarra; deseche la vainilla y el café. En una cacerola, ponga la harina de maíz y el azúcar; vierta poco a poco la leche colada y espere a que suelte el hervor, moviendo constantemente.    - La mezcla se hará grumosa al principio, pero siga revolviendo para que espese y se haga tersa conforme se acerque al punto de hervor: Reduzca la llama a fuego bajo y cocine durante 2 a 3 minutos, sin dejar de mover.   - Luego vierta el relleno a un bol, tápelo con envoltura autoadhesiva transparente y déjelo enfriar: Refrigere el relleno durante 3 horas, o una noche, para que cuaje.    - Cuando el relleno esté listo, encienda el horno a 220Cº y hornee la pasta congelada de los éclairs durante 25 minutos o hasta que éstos hayan esponjado y estén dorados y crujientes.    - Saque los éclairs del horno y apáguelo. Despegue los éclairs y pinche cada uno en un extremo para dejar salir el vapor, luego devuélvalos al horno, todavía caliente, durante 5 minutos, para que sequen por completo. Pase los éclairs a una rejilla para que se enfríen.    - Para hacer el glaseado, ponga en una cacerola pequena agua hasta la mitad y espere a que hierva. En un bol refractario, ponga 4 cucharadas de agua fría, el chocolate y el azúcar glas, colóquelo sobre la cacerola de agua, reduzca la llama y revuelva hasta que la mezcla esté tersa; luego apártelo.    - Para rellenar los éclairs la fríos, bata el relleno refrigerado de café hasta que esté terso, luego incorpore con movimientos envolventes el yogur. Ponga la mezcla en una manga pastelera grande con boquilla con punta de estrella de 1 centímetro.    - Con un cuchillo de sierra, rebane cuidadosamente la tercera parte superior de cada éclair: Vierta generosamente el relleno sobre la base de cada uno. Acomode la cubierta de los éclairs y devuélvalos a la rejilla.    - Vierta con una cuchara el glaseado de chocolate sobre cada éclair, dejando que escurra un poco por los lados y déjelos enfriar hasta que el glaseado cuaje. Los éclairs pueden guardarse tapados en el frigorífico durante 3 a 4 horas antes de servirlos.    Variación: si no quiere emplear café en el relleno, dé sabor a la leche con dos palos de vainilla. 

 

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*