Los refrescos más saludables

 

 

Las bebidas con gas no son opciones sanas para quitar la sed: su consumo habitual favorece la obesidad y la diabetes.

 

 

Pero no tienes que conformarte con el agua, algunas otras bebidas tienen beneficios añadidos:

 

Zumo de naranja.

Según un estudio, tomar dos vasos previene la inflamación producida a veces por comer en restaurantes de comida rápida, lo que a su vez reduce el riesgo de lesiones vasculares. Este efecto quizá se deba a su alta concentración de flavonoides, pigmentos vegetales de acción antiinflamatoria.

 

Limonada.

Varios estudios indican que reduce la formación de cálculos renales, una afección dolorosa y cada vez más común. Si has tenido cálculos, reduce el riesgo de recurrencia hasta en un 90% preparando todos los días una limonada con 120 ml de zumo de limón y dos litros de agua, y bébela así o endulzada.

 

Zumo de uva.

Es una buena fuente de antocianinas, antioxidantes que parecen aguzar las facultades mentales. En un estudio, adultos mayores que bebieron zumo de uva a diario durante 12 semanas mostraron grandes mejorías en pruebas de memoria. 

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*